jueves, 30 de agosto de 2007

Yeah, cowboy...


Un rostro pornográfico de Bush
Un artista británico hace un retrato de Bush con recortes de imágenes pornográficas


Jonathan Yeo, un artista británico, ha hecho un retrato del presidente de los EE UU George W. Bush, con fragmentos de ilustraciones pornográficas. La obra esta expuesta desde ayer en la galería de arte Lazarides, situada en el Soho de Londres. El retrato ha generado bastante polémica entre los medios conservadores estadounidenses, y eso que el artista es hijo de un miembro del partido conservador, el miembro del parlamento británico Tim Yeo.


ELPAIS.com - Madrid - 29/08/2007

viernes, 24 de agosto de 2007

Oda al clóset.



La gente se viste de diferentes maneras para expresarse. La moda es una forma de expresión. Si quieres expresarte, puedes vestirte de diferentes maneras. Hay personas que se expresan vistiéndose. Nuestra personalidad se expresa en la manera en como nos arreglamos y vestimos...... y por eso LaAL LAlLA lIAlalALlaLa. BalAha.
El punto es que no siempre este tipo de comentarios son bien pensados... me refiero a que ya es costumbre que salgan de la boca de las personas, incluyéndome a mi, a ti, y a la otra señora que lee este blog, sin ni siquiera darnos cuenta de lo que decimos. Y es que casi siempre Ud. abre los ojos y el clóset, y salta en el jean más conveniente, que cause menos estruendo, y una linda cosita que vaya encima, de manera que pueda parecer que se tardó 2 minutos vistiendo, cuando en realidad el proceso tomó hora y media.

Lo que a mi me apasiona y lo que hace que me piense las cosas mejor en cuanto a los trapos, pepas y pepitas que me hecho encima, es que la línea roja que recorre ese pañuelo que compramos en descuento, las mostacillas doradas que con delicadez cubren ese monedero, el bolsillo de la parte de atrás del pantalón que tiene forma de rombo, y las líneas de hilo blanco que con gracia dibujan un arabesco en la tela, en algún momento pueden significar un flashback para otra persona, algo que vimos en una película, una forma inspiradora que te hace pensar: "ojalá pudiese ser tan feliz como ella".

Una mujer viste completamente de negro, y de repente levanta el brazo, la manga se corre, y sale a la luz un brazalete particular, que consiguió en un viaje a tal o cual sitio, y así, una chica se levanta para ir a clases y usa una falda azul eléctrico con botas negras y una bufanda a rayas amarillas.. y más nada, no hay mega collares que te aturden, ni maquillaje que te ahogue, ni demasiados estímulos, una arquitecto usa unos jeans y unas sandalias de cuero con un camisa de franela que tiene "faralaos" y frunces en los sitios precisos, y ella y la otra, y la otra, y el otro, se sienten completamente cómodos y ninguno tiene nada que ver con el otro.

El verde brillante del tul que recorre una falda, puede significar tantas cosas. Puede significar que te levantaste, colocaste un buen disco, y pasaste un buen rato vistiéndote, puede significar que te gusta leer en las mañanas, y salir en las tardes, puede significar que quizá te gusta el jugo de naranja y un libro de Virginia Woolf, puede significar que estás enamorada, y más allá de lo que signifique, porque en realidad, puede que no tenga significado alguno, es una compañía... la manera en como nos acomodamos nos acompaña como un amigo fiel que no se va, porque es nuestro, y merece tanto respeto como cualquier otra cosa, porque como nosotros es (o debería ser) único.

No es entonces, superficial, ni frívolo, es una reverencia a lo que pensamos, sentimos y recordamos, a que alguna vez cuando teníamos 6 años queríamos parecernos a Jasmín de Aladino o a quien sea que querían parecerse ustedes, sean enfermeras, estudiantes, secretarias, gerentes, mesoneras, vendedoras, amas de casa o diseñadoras, gordas, flacas, altas o bajitas. Es hacerle justicia al hecho de que somos femeninas (con faralaos, flores o sin ellos)

Ahí está. Mi oda a... el cierre, el botón, al raso, y sobre todo, al ser sorprendidos en un mar de cosas obvias y objetivos evidentes.
Por eso yo paso horas de frente al closet.

miércoles, 22 de agosto de 2007

::

lunes, 20 de agosto de 2007

Vivimos en una piñatica, con cotillones y carajitos.

Un niño de 15 años pasa enfrente al ateneo de Caracas con una camisa de Trotsky. Le sigue un batallón de hombres con camisas del Ché.

Erica de la Vega dice (desde Argentina) que le daría verguenza usar una camisa del Ché... y luego dice que la gente no se acuerda de las fusilaciones (¿?)

Mario Silva tiene en el fondo de la pared de su programa una imágen de Jesucristo... al lado de una de Fidel... al lado de una de Chávez.

Una mujer en el programa de Miguel Ángel Rodríguez dice que Acosta Carles se bajó los pantalones en la playa, y se los bajó a su hija y la levantó y la sacudió.

Chávez pone su foto en unas latas de atún que se enviaron al Perú por los terremotos.

Chávez dice que es estúpido que la gente quiera tener carro, y lujoso además.

Luego dice que la gente anda en las calles súper seguras de Caracas con los vidrios arriba y afuera hace un clima buenísimo, qué estúpidos son los que tienen carro. Ok.

Los estudiantes decían que eran la nueva Generación del 28...

Juan Barreto dice que si a uno le mentan la madre uno tiene que mentársela también al otro, si a uno le pegan uno tiene que pegar de vuelta, pues.

Hay un "motor" de la revolución que se llama "Explosión del poder popular" (Ese es el mejor)

Sin Penn vino a Caracas. Sin Penn, Sin Penn, Sin Penn.

Acosta Carles puso un poooco de tetas y culos en las carreteras, y dicen que las mujeres que se ponen hilo dental provocan las violaciones


¿Ven?... vinimos a la piñata, vivimos en la piñata, ahorita nos van a dar los cotillones, mientras los carajitos le pegan con el palo al coroto que guinda del techo. Así que no se preocupen, que pronto llegarán las mamás y se llevarán a los carajitos a su casa, para que gobierne, hable, actúe, dirija y comunique gente coherente.

domingo, 19 de agosto de 2007

Me puedes escuchar?

No pienso dar ninguna explicación, he hecho eso desde que tengo más o menos ocho años y me niego a continuar. Hay ciertas personas con las que automáticamente, sin necesidad de que la conversación dure más de dos minutos, sientes que tienes que dar más explicaciones de las que usualmente das, no necesariamente porque la persona sea completamente estúpida y cerrada, sino que la inteligencia que creen tener, y de la cual se jactan, hace que piensen que absolutamente TODO lo que otros digan tiene que ser refutado... como si ceder fuera un latigazo en su orgullo e integridad, una parte de ellos mismos que se diluye, porque alguien dijo algo que quizá tenga más sentido de lo ellos dicen.
Conozco a alguien así...
Las conversas resultan agotadoras, agotadoras porque se te olvida lo enriquecedor que puede ser una buena conversación y lo único que puedes pensar es: "Dios... ya me dí cuenta de tu punto, y ya me dí cuenta de lo transgresor que quieres ser, YA!"
Hablar por hablar.
Todos lo hacemos... y a mí me pasa que cuando lo hago, siento una incomodidad HORRIBLE. Lo hago bastante, para evitar que piensen que soy odiosa o que no tengo opiniones fuertes. Acabo de salir de donde estaba para hacerlo y volví a seguir escribiendo! Tuve que encontrarme con alguien que lo hace para darme cuenta de lo horrible que es.
No siempre tienes que decir algo. No siempre tienes que tener un punto... y no siempre hay que impresionar a todos con nuestra lucidez y con nuestro ingenio. No todo tiene que ser cuestionado...sobre todo cuando estás hablando con alguien interesante, y te olvidas de él para darle curso a tu lengua sentenciadora.

lunes, 6 de agosto de 2007



C: Abuela, ¿tu papá era italiano?
M: No, no era italiano, mi abuelo era italiano, se llamaba Benito.
C: Aaaah.. Y ¿por qué no pediste nunca la nacionalidad italiana?
M: ¿Para qué voy a pedir eso?
I: En esa época la gente no necesitaba eso, mi amor.
C: Aaah.. ¿Y de qué parte de Italia era?
M: de Córsega... creo..
C: ¿Yo no soy ni un poquito italiano?
I: No, somos bien criollos. ¿Para qué quieres ser italiano?
C: Para tener una historia interesante que contar.
I: ¿Quién te dijo que los criollos no tenemos historias interesantes que contar?
C: Es que... todos mis amiguitos tienen nacionalidad de otros sitios.
I: Ajà, ¿y?
C: Y siempre que ven una pelicula dicen que su abuelo vivió ahí...
I: ¿Y?
C: Y... no hay ninguna película que se haya filmado en Guatopo...
M: Qué verguenza! ¿Cómo no sientes orgullo por tu región natal!? Eres una verguenza para todos los guatoperos!

Me voy Vol. II


En respuesta a un comentario enviado al Dpto. de Quejas de Paranoia Liliputiense, y en respuesta a mi propio entusiasmo...
I give you...
Me voy. Vol. II.

Ahora sí, me voy.

Carro.
Dos Ipod.
Descalzos.
Cotufas de microonda.
Pan.
Tiempo.
Dos bolsos.
Algo de dinero.
Flip-flops.
Vino.
Arena.
Dos risas.

viernes, 3 de agosto de 2007

Ramona al borde de un ataque de nervios.


"Haz lo que quieras, Olga Irene, pero por favor, no seas estúpida!, porque si eres estúpida, creo que dejaré de hablarte por un tiempo. No puedo pasar tiempo cerca tuyo si continúa la estupidez. La estupidez de tus frases, la estupidez de tus pretensiones, la estupidez de tu falta de originalidad.... Mira, eres una buena persona, pero tienes que empezar a dejar de decir estupideces... Te quiero, Olga, pero no quiero dirigirte ni una sola palabra, entiendes?!!! Si quieres ser fina, NO SEAS ESTÚPIDA.... Puedes ser como quieras, pero por favor deja de ser así! Por el bien de mi sanidad, la tuya y la de tu familia, vete de viaje sola a la India y cómete un par de iguanas, y léete un libro BUENO, y entonces verás como la estupidez se irá yendo..."

Así fue como Ramona le gritó a la Olga en el medio de la calle oscura, mientras las cornetas de los taxis atormentaban el aire. Olga la miraba con cara de: "Qué te paaaasa?" Olga respiraba fuertemente con el humo de un tubo de escape saliendole por el pelo castaño...